Proteccion paredes - Arrimaderos

Esta protección consiste en una placa de polipropileno color blanco de 6 mm grosor, de 30x300 cm que viene con los cantos mecanizados en redondo y con los agujeros avellanados hechos, a base de 2 cada 50 cm, provistos de un tapón que queda embutido y enrasado en la pieza, cumpliendo con ello la normativa sanitaria.
 
Con ello evitamos el tener que revestir toda o parte de la pared, simplemente colocando el arrimadero (atornillado y sellado con silicona) en la zona dañada por el paso de carros o similares, muy útil en pasillos y en zonas de mucho trasiego. Ref. (9A)

Se pueden suministrar otras medidas por encargo.

 

Solicitar más información